Infracciones y sanciones del RGPD

Este punto es de relax, aunque hable de posibles sanciones económicas y multas, es de relax, ¿y por qué?, porque aunque no te lo creas ¡YA TIENES TU WEB CUMPLIENDO AL 100% CON EL RGPD!

Lo primero que voy a hacer, es darte mi más sincera enhorabuena por el trabajo realizado y por el tiempo invertido. Teniendo en cuenta que no eres expert@ en la materia, si has llegado hasta el final, en orden y aplicándolo todo, lo has hecho muy bien.

⇒ Guardarás buen recuerdo del RGPD


Todo lo que he estado explicándote desde la guía principal hasta aquí, no ha sido por casualidad ni por querer alargar un proceso necesario, pero bastante tedioso para todo el mundo.

He intentado resumir al máximo todo lo que, alrededor del mundillo que nos movemos, está directa o indirectamente relacionado con la nueva ley. No me he dejado nada y te puedo asegurar que con toda la información que hay por la red, y lo dispersa que está, no es tarea fácil.

Solo espero que guardes buen recuerdo de todo lo que has hecho con tus propias manos, porque aunque no lo creas has sido un artesano digital, como dice un maestro de internet. Esta suele ser una de esas cosas que, con el paso del tiempo, le das más valor y personalmente más te satisfacen.


 

regresar al menú ↑

⇒ ¿Por qué estas lecciones y vídeos?


Pues bien, todo lo aprendido e implementado ha sido por una buena causa: evitar que te veas frente a una situación como la que te voy a exponer ahora.

EL RGPD entró en vigor, como sabes el pasado 25 de mayo de este 2018 y tú, por el motivo que sea, pereza, olvido, no tengo tiempo, a mí no me va a pasar, . . .  decidiste que te ibas a arriesgar y de momento te ibas a esperar a ver como acontecía todo.

Pasan los meses y tu web va viento en popa, y cada vez tienes más visitantes al día y tus ventas aumentan. La gente te deja sus comentarios y reseñas para darte su opinión y se va creando un feedback necesario en todo negocio online. Pero al mismo tiempo, por detrás y en silencio, se van guardando los datos personales de todos tus usuarios y tú no les estás pidiendo permiso para hacerlo.


 

regresar al menú ↑

⇒ Todo parece perfecto, pero . . .


Siguen pasando los meses y en las noticias no se oye nada relacionado con el esto, ninguna sanción a nadie, ningún ultimátum de la Agencia Española de Protección de Datos, ni nadie que tú conozcas ha escuchado nada sobre el tema. Quizás la nueva ley fue algo que empezó muy fuerte y poco a poco, como muchas cosas de esta vida, se ha ido diluyendo.

Pero de repente un día todo cambia, una persona anónima, ya que este nuevo código así lo permite, interpone una reclamación ante una autoridad de control porque alega que no te ha dado permiso alguno para que le envíes emails con las novedades de tu eCommerce.

Quizás haya sido un cliente insatisfecho, alguna web competencia tuya o simplemente alguien con ganas de joder, nunca lo sabrás. Pero la verdad, es que esta persona acaba de abrir una puerta de consecuencias insospechadas.


 

regresar al menú ↑

⇒ Empiezan a investigarte y . . .


La AEPD te investiga a partir de entonces y descubre que no estás cumpliendo con uno de los puntos más importantes del Reglamento General de Protección de Datos. No estás pidiendo el consentimiento explícito de ningún usuario para recabar sus datos personales y guardarlos.

Esta infracción está tipificada en el nuevo código como grave y puede acarrear multas de, agárrate que vienen curvas, hasta 10 millones de €uros.

¿Cómo?, ¿Pero, qué barbaridad es esa? Eso será para las empresas grandes y cosas así.

Vale quizás tengas razón y a ti no te pongan la multa máxima, pero con que solamente tengas que pagar 300.000 €, ya me dirás que tal se te queda el cuerpo y cómo piensas a hacer frente a ello. No quiero ni imaginarlo, pero te hunden ya de por vida. Ya me dirás quién es capaz de reponerse de algo así.


 

regresar al menú ↑

⇒ Cuidado con las primeras multas


Espero haber sido bastante gráfico, porque esa era mi intención. Tú, si has seguido todos los puntos explicados en la guía global, no debes de preocuparte de nada.

Ten en cuenta una cosa, a partir de ahora las noticias que escuchemos a propósito del tema van a ser impactantes, porque las primeras sanciones serán ejemplares, para así demostrar a todo el mundo que va en serio la cosa.

Ahí lo dejo, no te la juegues, ya que no cuesta tanto adaptar tu eCommerce, web, blog o nicho completamente al RGPD siguiendo los vídeos de mi canal de YouTube .


 

regresar al menú ↑

⇒ Infracciones y sanciones oficiales del RGPD


Ya por último me queda resumirte un poco los tipos de faltas recogidas en el Reglamento General de Protección de Datos y el rango de sanciones que llevan asociadas. Son las siguientes:

 INFRACCIÓN LEVE:

La cantidad mínima no está aún establecida, que no serán menos de 900€ seguro, pero la máxima tampoco y eso es peligroso. Las acciones punibles leves son tan sencillas como no atender una petición de modificación de datos de un usuario, por ejemplo.

 INFRACCIÓN GRAVE:

Aquí empiezan ya, así de golpe y sin avisar, las sanciones fuertes de verdad, hasta 10 millones de €uros. Y por algo tan chorra y tan fácil de tener implementado como poner la casilla para pedir el consentimiento explícito, al recabar datos de los visitantes.

 INFRACCIÓN MUY GRAVE:

Evidentemente estas son las peores y las que te pueden llevar a la quiebra total.  Duele oír la máxima sanción que te pueden poner, 20 millones de €uros. Y no te creas que es por cosas descabelladas o imposibles de implantar en tu web, pero son cosas que van contra la esencia propia del RGPD. Como, por ejemplo, no cumplir con tu deber de confidencialidad y ceder los datos a terceros por negocio.


 

Ahora, te enseño de manera visual y gráfica todo lo que te acabo de explicar y algunas cosas más que he dejado.

El tiempo es lo único que no se puede comprar con dinero. Por este motivo estoy en una constante evolución para disfrutar el máximo de este bien con mi familia.

2 Comentarios
  1. Moltes gràcies!!!! M’ha anat molt bé veure els teus videos

    Deje una respuesta



    Información sobre protección de datos:
    Los comentarios son revisados y aprobados por el responsable antes de publicarlos
  1. Responsable: Juan Miguel Ortells Sellés
  2. Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Durante cuanto tiempo: Hasta que tú lo decidas
  5. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  6. Derechos: Información, Acceso, Opisición, Rectificación, Olvido, Portabilidad, Limitar, No ser objeto de decisiones individualizadas y Presentar una reclamación ante la autoridad de control
  7. Contacto: info@temiblergpd.eu
  8. Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad

  9. Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado
    Hola soy Juanmi, ¿te puedo ayudar?
    Powered by